KO Series #35-H: $750K Gtd [8-Max]. $320 de buy-in. Comienza en

7 horas
52 minutos
46 segundos
Regístrate ahora
Close

Poker School

Subir o igualar: ¿Cuál es su siguiente movimiento? Aprenda cómo leer el juego

Aunque igualar pueda parecer la opción más segura, muchas veces subir suele ser mejor. Aquí le explicamos las razones, con los siguientes apartados:

Decididos a ganar

Una buena regla general es: si con las cartas que tenemos no merece la pena subir, tampoco merece la pena igualar. Así que si tiene una buena mano, debe hacer una subida por valor. En caso contrario, retírese (a no ser que las probabilidades sean lo suficientemente buenas como para conseguir una mano mejor).

En una posición tardía, se puede ver en una mano donde los demás jugadores se retiren, limpeen y nadie parezca querer apostar. Al ser el primer jugador que apueste o suba, se puede llevar estos botes fáciles y aumentar así su pila de fichas.

De cualquier forma, una subida tiene el potencial de ganar fácilmente, mientras igualar puede ser que no.

Ejemplo de Mano 1

  • Partida completa $0.25/$0.50
  • Su posición: posición media
  • Su mano: 9♣ 9♦
  • Su turno: ronda retirada

Dos nueves no son las mejores cartas que se pueden recibir – aunque si sube con ellos, sus posibilidades serán mejores ya que:

  • Es posible que todos los demás jugadores se retiren y usted se lleve las ciegas
  • Es posible que le igualen, haga una apuesta de continuación y se podrá llevar el bote en el flop
  • En el flop puede conseguir un trío y ganar un gran bote frente a la pareja superior de su oponente

Por supuesto que le pueden igualar y no llegar al flop, pero no hay forma de saberlo. Al haber subido pre-flop, ha preocupado a los demás. Por lo que, a no ser que esté claro que el flop no merezca la pena, aún puede apostar y hay muchas posibilidades de que los demás re setiren. Es algo que no habría conseguido si solo hubiera igualado.

Por qué es mejor jugar de forma agresiva

La frase "pasar al que sube" tiene mucho de verdad. Aquellos jugadores que igualan pre-flop tienden a pasar si alguien sube pre-flop. Si le ocurre enfrentándose a otro jugador, una apuesta atrevida entre dos y tres tercios del bote puede salvarle de la situación, tenga las cartas que tenga.

Muchos jugadores no consiguen lo deseado en el flop dos de cada tres veces, así que si el jugador que sube pre-flop sube de nuevo, lo entenderán y se retirarán. Debe ser consciente de que si no consigue lo deseado en el flop y hay más de un oponente, las cosas se pueden poner mal.

Moraleja: subir pre-flop le da el control y debe hacer una apuesta de continuación casi siempre que se enfrente a un solo oponente.

Ejemplo de Mano 2

  • Partida máx. seis $0.25/$0.50
  • Su posición: botón
  • Su mano: J♦ 10♦
  • Su turno: dos retirados, el jugador a la derecha del botón limpea

Aquí es mejor subir por varias razones:

  • Tiene la posibilidad de hacer que los jugadores de las ciegas (fuera de posición para el resto de la mano) paguen extra si quieren llegar al flop.
  • El hecho de que el jugador a la derecha del botón limpee significa que tiene una mano marginal con la que quiere llegar al flop sin apostar mucho dinero. Decepciónelo al subir

¿Y si alguien le iguala? No pasa nada. Con una apuesta de continuación en cualquier flop se ganará la mayoría de las veces para que merezca la pena. Solo debe intentar no eliminar a los que limpean de la mano – subir hasta $2.50 sería más o menos correcto.

Cómo ganar más jugando menos botes

El truco no es jugar más manos, sino ser más selectivo – y si se juega, ir al máximo. Este estilo se llama tight-agresivo, o con la abreviatura TAG, y le dará más credibilidad de tener una buena mano incluso si está faroleando.

Ejemplo de Mano 3

  • Partida de máx. seis $0.25/$0.50
  • Su posición: a tiro - under the gun
  • Su mano: J-J
  • Su turno: primero en actuar

Alrededor del 95% de las veces debe abrir subiendo cuatro veces el valor de la ciega grande. En este ejemplo, el flop es A-Q-4. Debe apostar para representar el as.

Sí, el tablero puede atemorizar, pero si pasa le dice a su oponente que no tiene el as, y finalmente se verá obligado a retirarse.

Si su oponente iguala, no se atemorice – las apuestas de continuación son tan comunes que la mano de su oponente probablemente no sea nada especial. Así que a no ser que el turn sea realmente malo (a K, Q o 10 en este caso), así que debe seguir. Al mostrar firmeza durante todo el tiempo, hay muchas posibilidades de que les fuerce a retirarse – lo que nunca pasaría si hubiera igualado al principio.

Ejemplo de Mano 4

  • Partida completa $0.25/$0.50
  • Su posición: a la derecha del botón
  • Su mano: 10-10
  • Acción: se retira para interceptar quien suba a $2

Aquí puede hacer flat-call. Pero hacer un re-raise le pone en mejor posición, ya que la reacción de su oponente le indicará algo sobre qué cartas tiene. Digamos que sube a $7 y su oponente hace re-raise desde $20 y $30 (una re-raise de tamaño razonable). Si ambos tienen pilas de $50, ya sabemos que a) no va a retirarse (ya tiene alrededor del 50% de sus fichas en el bote) y b) probablemente usted esté en desventaja – o como mucho enfrentándose a A-K.

Así que aquí puede retirarse, con la seguridad de que perdería el mínimo (en vez de todas sus fichas si el flop tuviese un nueve de carta alta).

Si el otro jugador se retira, por supuesto sería fantástico. Pero si el otro jugador iguala, ¿qué nos transmitiría eso? Puede ser que al otro jugador le guste su mano y quiera llegar al flop, aunque no esté tan seguro. Así que si no consigue lo que quiere en el flop, es muy probable que se retire.